Seis honrados servidores me enseñaron cuanto sé. Sus nombres son cómo, cuándo, dónde, qué, quién y por qué.
Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica es: ¡ la voluntad !